Exactitud o Precisión: Qué considerar al elegir su Escáner Intraoral

Al comprar un nuevo escáner intraoral, ¿debería centrarse más en su precisión o exactitud?

Bueno, la respuesta es simple; ambos.

Un paciente necesita que su prótesis le quede cómoda, pero también es necesario escanear las medidas correctamente de forma constante.

Profundicemos un poco más en esta idea y comencemos con algunas definiciones.

Exactitud

La precisión es la diferencia entre la medición real de lo que está escaneando y los resultados de lo que escaneó. Cuanto mayor sea la diferencia, menos precisa. Una corona que encaja perfectamente habría resultado de un escaneo preciso.

Precisión

La precisión, por otro lado, sería la frecuencia con la que se pueden lograr esos resultados precisos o al menos el mismo resultado. Otra palabra para describir la precisión es repetibilidad. Si puede obtener constantemente la misma medida, entonces el escaneo es preciso. Si escanea al mismo paciente dos veces y obtiene dos resultados diferentes, entonces no es preciso.

Escanear y obtener las medidas correctas de la prótesis en su primer intento le ahorrará tiempo (precisión). Y si puede repetir eso cada vez que escanea a un determinado paciente, entonces puede obtener referencias y buenas revisiones (precisión).

Sabiendo todo esto, la pregunta original realmente parece sencilla. La pregunta que deberíamos habernos hecho es ¿en qué se diferencian los escáneres intraorales de los métodos convencionales?

Bueno, en realidad ambos son similares en términos de precisión. Ambos métodos funcionan. Puede crear excelentes prótesis con escáneres intraorales, pero también puede lograr los mismos resultados con técnicas convencionales de toma de impresiones. Si bien el escaneo es la tecnología más nueva, los medios tradicionales han podido iniciar el proceso de creación de restauraciones mediante la creación de moldes precisos para los pacientes durante años. Ambos procedimientos requieren una curva de aprendizaje, pero se pueden lograr resultados precisos una vez que uno se acostumbra a cómo funcionan. Donde reside la verdadera ventaja es en la precisión.

El error humano es mayor con las técnicas tradicionales que con el escaneo. Un escáner es capaz de reconocer lo que ya ha escaneado y, por tanto, puede obtener exactamente los mismos resultados. Mientras tanto, los métodos tradicionales pueden lograr una alta precisión. Sin embargo, hay ocasiones en las que el material utilizado para crear los moldes se deforma al retirarlo de la boca del paciente. Por lo tanto, debido al error, sería necesario repetir el procedimiento. Entonces, si bien puede crear prótesis precisas, la repetibilidad es menor que con los escáneres; menos preciso.

Al comprar un escáner intraoral, sepa que podrá realizar escaneos precisos y repetir ese proceso. Eso significa menos repeticiones, clientes más satisfechos y una jornada laboral más ágil.    

Si está pensando en comprar un escáner intraoral, haga clic en aquí para leer sobre el i500 y sus ventajas.

{{cta(‘3d947371-8fcc-4c85-9493-652cce15a0ef’,’justifycenter’)}}

{{cta(‘d68b8349-6f70-406b-88b1-f0ffbff93ada’,’justifycenter’)}}

Ir al Inicio