Cuatro consideraciones clave para un flujo de trabajo sin modelos

Es posible que haya leído sobre el Beneficios de un flujo de trabajo sin modelo como mejor rentabilidad Imagina que añades un nuevo modelo a tu cartera de productos, en tres tamaños diferentes, con cinco colores distintos y cuatro texturas variadas. Actualizar esta información, en distintos formatos e idiomas, a través de varios canales es fundamental para vender el producto, ¿verdad? La cuestión es: ¿cómo te aseguras de que los datos sean correctos y relevantes y consistentes allá por donde se difunden. mejor calidad de producción y su consultorio o laboratorio dental puede estar considerando adoptar este flujo de trabajo digital. Pero antes de hacer eso, aquí hay algunas consideraciones clave que debe tener en cuenta para saber en qué se está metiendo y hacer que el cambio sea más fluido.

En primer lugar, repasemos paso a paso todo el proceso de un flujo de trabajo sin modelo, como se ilustra en el siguiente diagrama.

 

Diagrama Digital

Eliminar la necesidad de modelos de yeso ahorra una cantidad significativa de tiempo tanto a la clínica como al laboratorio. Esto le permite examinar las impresiones rápidamente para identificar posibles errores en el escaneo antes de pasar a la fabricación, aumentando así la calidad de las prótesis resultantes. ¿No suena genial? Pero antes de entrar en materia, ¡aquí hay algunas cosas que debes tomar en cuenta!

 

1. Decidir qué producto(s) comprar

Es importante realizar una investigación en profundidad antes de decidirse por un producto, incluidos los cálculos del ROI. Esto es para garantizar que su compra sea un activo y no un pasivo para su práctica. Además de las ganancias monetarias, también debes considerar los beneficios intangibles al calcular el ROI, como ofrecer mejores servicios a tus pacientes o clientes. Después de asegurarse de que se trata de una buena inversión para su práctica, puede consultar estudios que comparen las diversas tecnologías y productos disponibles en el mercado para poder tomar una decisión más informada.

Ahora que ha decidido dar ese salto, el siguiente paso es implementarlo.

 

2. Hacer la transición

Cualquier transición requiere tiempo de adaptación. Inicialmente, los técnicos de laboratorio pueden estar indecisos acerca de no tener un modelo como punto de referencia, mientras que los dentistas necesitarán aprender a tomar impresiones digitales. Para facilitar el nuevo flujo de trabajo, los laboratorios pueden utilizar un modelo fresado o impreso mientras ajustan los parámetros de diseño para asegurarse de que sus socios clínicos se sientan cómodos con el ajuste de las restauraciones antes de pasar a un flujo de trabajo completamente sin modelo. Es importante tener en cuenta que la clave para una transición exitosa requiere una comunicación estrecha con su(s) socio(s). Asegúrese de repasar detenidamente los primeros casos y abordar cualquier inquietud sobre el cambio para asegurarse de que estén de acuerdo con la transición.

Esto nos lleva al siguiente punto.

 

3. Elegir un sistema

Existe una amplia variedad de tecnologías en el mercado, entonces, ¿cómo saber cuál se adapta mejor a sus necesidades? Lo más importante a tener en cuenta aquí es que existen sistemas cerrados que no permiten trabajar con ningún componente fabricado por otra empresa. Esto significa que si se decide por un sistema cerrado, sólo podrá trabajar con socios que utilicen el mismo sistema. Para maximizar la cantidad de socios con los que puede trabajar, los laboratorios pueden optar por invertir en más de un paquete de software CAD, pagar una tarifa única o anual para acceder a los archivos de un sistema o utilizar un sistema abierto siempre que sea posible. La segunda opción es sin duda la más económica y flexible.

 

4. Asegurarse de que el resultado final encaje

Por último, es importante asegurarse de que las prótesis resultantes de un flujo de trabajo sin modelo realmente se ajusten. El factor más importante que afecta el ajuste de una prótesis es la propia impresión digital, lo que hace que la calidad del escaneo sea especialmente crucial en un flujo de trabajo sin modelo. Esto significa que los técnicos de laboratorio deben estar capacitados para detectar errores o imprecisiones en las impresiones digitales, de modo que los problemas puedan rectificarse antes de pasar a la etapa de fabricación. Nuevamente, esto significa que la comunicación entre la clínica y el laboratorio es importante para el éxito del flujo de trabajo sin modelo. Además, también es fundamental elegir un escáner que garantice un alto nivel de precisión y calidad de los datos escaneados.

Si está buscando un sistema abierto para su flujo de trabajo sin modelo, consulte Medit Link, nuestra herramienta de colaboración para clínicas y laboratorios dentales.

{{cta(‘d68b8349-6f70-406b-88b1-f0ffbff93ada’,’justifycenter’)}}

 

Ir al Inicio